Retos Tecnológicos

La Red Gallega de Biomateriales pretende afrontar los nuevos retos tecnológicos que se le presentan a la comunidad investigadora en este ámbito, principalmente encaminado a:

biomateriales-innovadores

Desarrollar Biomateriales Innovadores


Las actuales demandas clínicas así como las futuras exigencias de la ingeniería de tejidos y la medicina regenerativa plantean nuevos e interesantes retos a la ciencia de los materiales y a la ingeniería biomédica.

Especial interés cobran las investigaciones sobre materiales bioinspirados y procesos biomiméticos capaces de reproducir y mimetizar la estructura y función del tejido vivo.

aplicaciones-nanotecnologicas

Aplicación de Nanotecnologías


En la última década, la nanotecnología ha experimentado un gran auge debido a su enorme potencial y verstilidad. Una de las ventajas de estos nanomateriales, se basa en la posible alteración de sus propiedades eléctricas, ópticas o magnéticas en función de variaciones en su tamaño, permitiendo así, diseñar materiales con propiedades muy específicas.

Algunas de las posibles aplicaciones en medicina son la fabricación de nanopartículas para diagnosticar enfermedades como el cáncer o el Alzehimer; nanosensores para detectar substancias de interés (glucosa, colesterol), nanotransportadores de fármacos que permiten su liberación en un lugar específico, etc.

andamios-3d

Diseñar Métodos de Fabricación de Andamios 3D


Los últimos avances están encaminados al desarrollo de andamiajes y soportes para células y otras sustancias biológicamente activas (factores de crecimiento, hormonas…), que favorezcan la regeneración o reparación de tejidos vivos. Como ejemplo podemos mencionar la obtención de cerámicas porosas a partir de recursos naturales (maderas, algas y plantas) que conservan la microestructura del material de partida, facilita la fabricación de implantes y componentes protésicos de altas prestaciones.

medicina-regenerativa

Medicina Regenerativa


En la actualidad, se solucionan muchos problemas médicos mediante la utilización de prótesis e implantes, basados sobre todo en la tecnología del titanio, pero el futuro pasa por la medicina regenerativa.

En este contexto, los biomateriales se revelan como la mejor opción para promover la restauración de la funcionalidad de un tejido vivo. Mediante su implantación en el organismo, estos materiales avanzados logran interaccionar con los tejidos dañados y estimularlos para que se regeneren, llevando a cabo así una especie de auto-reparación asistida.